domingo, 4 de noviembre de 2012

No se si el lugar donde suelo ahogar penas y desencuentros sea ese donde deba también dejar "huella" de las cosas buenas...tengo mis reservas para eso...pero también le tengo un infinito aprecio a todos mis desencantos, pues en parte, les debo mis alegrías...el poder darme cuenta que estan conmigo, como ahora...

Tengo que declarar que estoy fuera de horrorland... No se bien cómo pasó, o en realidad a qué se debe, pero se sucedieron muchas casualidades, que supongo conllevaron a más causalidades de las que en su momento me di cuenta...

Tengo un trabajo envidiable realmente, que junta muchas de las cosas que más me gustan y las amalgama con gente a la que es muy fácil de apreciar...
Mis amig@s, los de verdad, lo son más que nunca (para Uds va el mérito del 50% de mis conquistas y para vos F un poco más que para el resto!!)
Para aquel que está en mis sueños y no porque sea olvidable, va otro tanto, por hacerme recuperar la capacidad de ver que lo necesario es fácil, y lo difícil no es necesario...
A todos los habitantes de mis anteriores pesadillas, sólo puedo decirles que espero que con un único cruce de caminos haya sido suficiente, lo mismo que de recuerdos acumulados por su parte; yo no me quedo con nada más que el recuerdo de todo lo que no quiero que se repita...

Después de todo, debe de ser cierto que...

"La vida en la tierra sale bastante barata.
Por los sueños, por ejemplo, no se paga ni un céntimo.
Por las ilusiones, sólo cuando se pierden.
Por poseer un cuerpo, se paga con el cuerpo"

W. Szymborska