lunes, 24 de enero de 2011

Damned

No hay humores peores que los propios, no??... No existen mejores demitificaciones que esas que se sienten hasta cuando uno respira, que duelen en los ojos, en las uñas, duelen desde adentro hacia afuera...duelen...

No pude salir corriendo... no me dejé hacerlo... no sé si por culpa de mi infantilismo o en un acceso de madurez (cosa que dudo profundamente)... del infantilismo de los que me rodean y hacen que me confunda más de lo que consigo por mis propios medios...de mis esperanzas en que alguna vez alguien va a tener seguro una actitud así conmigo...tal vez por el simple hecho de que me importa más de lo que quiero que me importe...o porque me enrede yo misma sin darme mucha cuenta y cuando quise dar la primer zancada... me caí...
Mire donde mire, hay esbozos apurados de lo que sería o debiera ser...hay croquis enormes y detallados de lo que yo anhelaría que fuera...hay borradores finales de mis infinitas y entreveradas ideas de lo que es... pero nada es concreto... nada realmente junta todo y lo convierte en algo más que un intangible...tengo esa maldita predisposición a coleccionar intangibles...
Tenía la tarea de pensar lo que iba a hacer esta semana...mi "secta" me lo habia encomendado como una obligación... pero no pude pensar...no puedo pensar... porque más allá de estar en un campo minado en el que explotan todo el tiempo cosas a mi alrededor, no tuve los silencios que necesito para hacerlo...o porque los rompí por mis propios medios en un afán de postergar lo impostergable, o por que los rompieron por mi, en vaya a saberse qué afán o qué lealtad abstracta...
Ya no puedo elegir...me di cuenta que aunque quiera correr ya no puedo...aunque busque evadir no me sale bien y no tengo ganas...se me acabó el tiempo en el limbo y estoy parada en el lugar en que menos ganas tengo de estar...en el cual los pasos en falso son a un pozo que se traga mi tiempo y mis ganas sin ninguna compasión...un pozo donde no hay lugar para absolutamente ninguno de mis infantiles tiranos ni de mis incoherentes protectoras...
Ayer no quería ver como se huye cuando se despiertan los viles y los tiranos sin que a uno lo persigan...me sigue golpeando el ver como l@s otr@s huyen... lo termine viendo sin querer...como ultimamente me pasan muchas cosas...sin querer...
Sigo obsesionada con los colores... sigo sin recuperar los que perdí...sigo queriendo pintar todo lo que esta sin pintar...para ordenarlo en el caos en el que llueve sólo sobre la cabeza de algunos... para ubicar mejor lo que se supone que no tiene cabida pero yo quiero que la tenga...tal vez, como dice D.L. "somos los del monocromo (consciente para mi) los que puganmos por color"... los que estamos y nos vemos más que rotos...
los malditos...

1 comentario:

  1. Deja que pase el tiempo, ese que ahora seguro no avanza y que el dia de mañana cuando mires atras habra pasado muy deprisa. Sigue escribiendo te ayudará. Un besazo.

    ResponderEliminar