viernes, 12 de agosto de 2011

Le...


- Si no hubiese sido YO el DICTADOR de tus primeros recuerdos, pensaste cúantas dictaduras podrías estar viviendo HOY?
- Mi vida ya es miserable.. qué caso tiene que piense en eso?...
- Los dos sabemos que eso es una MENTIRA...
- No es consuelo...
- Nunca necesitaste consuelos, es una REALIDAD que AHORA tampoco los necesitas
- Me rompí en pedazos, chiquitos, imposibles de juntar... no lo ves?!
- Lo único que veo es mi empeño; de momento quieto, latente sin saberlo, capaz se BRILLAR en cualquier momento y cuando menos lo crea...eso es lo que veo cuando te miro, eso es lo que me muestran tus ojos...

Así le hablaba El Poeta a Ella y así empezaban a nublársele sus ojos oscuros con lágrimas; lágrimas de esas que no sabía de donde estaban brotando, de esas que iban a inundar el surco de sus mejillas, ese surco que por tanto tiempo había permanecido seco…

Hacía mucho tiempo que no hablaba con su Poeta ... ellos no solían hablar mucho, no solían compartir más que desencuentros, no sabían hacerse más que daño cuando no se necesitaban...

Pero ahí estaba Él, llenándole los ojos de lágrimas, acercándose cuando las nubes sobre su cabeza espantaban y alejaban al resto... ahí estaba Él, parado junto a Ella, diciéndole que veía lo que ni Ella era capaz de ver...

Diciéndole que no la iba a consolar porque nunca lo iba a necesitar, porque no hay consuelo para los que hacen...

Ahí estaba, parado frente a ella, con la voz ronca de angustia y los ojos cansados, mirándola como Ella no recordaba, diciéndole que la quería pese a todo...

(estupidez incluída)

viernes, 22 de abril de 2011

blue...





Cerró los ojos y contempló los últimos meses, como quien mira una película desde el final al principio...rebobinó esos meses...
Empezó por contar las veces que había llorado... primero las que lloró por ella, siguió con las que había llorado por "ÉL", las que había llorado por l@s otr@s... terminaron siendo ni tantas ni tan pocas las veces que había llorado...
Contó las veces que había estado triste...con motivos, sin motivos, por ejercicio del martirio propio, sin coherencias...
Contó las mentiras de los últimos meses...empezó con aquellas propias que lastimaron a alguien que no se lo merecía, siguió con las que habían disminuido la magnitud de algunos hechos nefastos evitando que alguien estuviese más triste...terminó con las que se habían caído desde el árbol de otro y la habían golpeado sin piedad, así como las que había perseguido a sabiendas de lo que iba a encontrar...
Contó encuentros y desencuentros...hasta que se aburrió de contar y terminó por hacer una media que estaba segura, reflejaba bastante bien la realidad... porque por desgracia solía equivocarse muy poco cuando se trataba de ella misma contra ella...
Contó los arcoiris que había visto...las estrellas fugaces a las que siempre había pedido los tres mismos deseos, esos que pedía desde hacía tanto tiempo que había olvidado cuánto hacía que los perseguía...
Tiró una media para TODOS los endemoniamientos...la media más alta de toda la suma seguro...
Contó peleas, discusiones, reconciliaciones...
Contó los días que flotó hasta que algo la devolvió al piso con un buen golpe...ese piso que estaba a la altura que ella quería...su propio piso...
Contó las veces que se comió las uñas, las veces que se las pintó, las resacas, las intoxicaciones, los insomnios, los duermevelas, las pesadillas que atormentaron sus noches...
Contó y cuantificó todo lo que pudo para evadir el contar las ALEGRÍAS...así de inmenso era el pánico que tenía de no
encontrar
ninguna...




Safe Creative #1104239043728

sábado, 19 de febrero de 2011

sin ellas...

Todas las ellas están desconcertadas...
Ultimamente siempre hay por lo menos una de ellas llorando...moja a las otras, les contagia su tristeza, lava las ventanas del lugar donde se guardan...deja ver eso que estaba velado, por gusto o quizás no...
Con cada hipido de llanto, tiemblan las paredes de su casa...se desprenden las fotos y los cuadros que colgaron, estallan los vidrios...se rompen pequeños pedazos del rincón que las ampara...
Cada lágrima que se les cae tiene la capacidad de inundar habitaciones enteras, ahogar recuerdos, destrozar sentimientos...
Se contemplan en silencio...se hablan con ojos ciegos...no se quejan...no se gritan...sienten que no quieren nada porque no quieren seguir rompiendose...cada cosa que minimamente anhela una de ellas desarma al resto...
Estan cubiertas de cicatrices, algunas no saben ni como se lastimaron...los espejos les devuelven reflejos que no conocen... se preguntan si alguien será capaz de reconocerlas pese a las marcas por lo que siempre quiseron y sintieron que en verdad eran...tienen la duda de si serán capaces de seguir acumulando cicatrices antes de que se les acabe el tiempo...
Las consume el desamparo...saben que no hay hadas alrededor...que no hay carrozas de calabazas que las ayuden a escaparse...que las quimeras son tiranas cuando quieren...que tienen pocos colores para compartir y cuando lloran, estos se les diluyen hasta desaparecer...con lo que les cuesta generar colores...

Les estoy derrumbando la casa a conciencia... las estoy empujando a llorar porque quiero...necesito que se lleven a las soledades esas que se volvieron cotidianas y bloquean puertas y ventanas... apagan las luces y hacen que me pierda...
Necesito que terminen de romper la casita...porque en esa ya no caben...
Se merecen otra...una nueva, no en ruinas...
una que puedan volver a arruinar por completo...


Safe Creative #1102198535254

viernes, 11 de febrero de 2011

this is...



Esto empezó como una distracción... supo ser el rincón donde podía pensar en voz alta sobre "ÉL"... podía recapitular las cosas que nos habían pasado... podía llorar con letras, porque no estaban permitidas las lágrimas... ÉL no se las merecía, nunca había hecho nada para merecerlas... no había construido nada y se había llevado montones de pedazos que eran sólo míos... ÉL, que no deja de hacerme sentir infinitamente rota aún después de haber salido hace tanto de escena...

Supo ser el lugar en el que las coteideanidades esas que uno agradece infinitamente, quedasen retratadas y dibujadas con palabras, porque merecen tener un lugar en el que se les haga notar su existencia, al menos para los que son parte de ellas...

Es el lugar en cual desde siempre, mis hadas se han escondido, revelado, me han mostrado lo lejos que estoy de muchos y también lo cerca que estan tantos otros... lo difícil que es mantener enjaulada una quimera para que no se pierda, y lo duro que es alimentarla cuando escasea eso de lo que se sustentan...

Es el rincón donde se ahogan mis endemoniamientos... donde mis brujas salen a hacer estragos por ahí... donde suelo ser más rehén de mis palabras, pero por lo menos dejan de consumirme las que no me dejo decir, esas que no dejo que salgan de mi boca...

No se qué lugar es HOY... suponía que los desencantos iban de la mano de las brujas, pero no veo a ninguna alrededor... estaba bastante convencida de lo sinuosos que son algunas de las carreteras "aningunaparte" que me encanta tomar, pero todo está liso en esta y la monotonía la rompen luminosos de "retorno"... invitandome a volver...cada más o menos espacio...haciéndome sentir infinitamente estúpida cuando los veo, porque quizás mas adelante no haya otro... quizás las salidas se espacien tanto que me desacostumbre a verlas...
quizás
cuando quiera
salir
ya
no
pueda...

Safe Creative #1102198535278

lunes, 24 de enero de 2011

Damned

No hay humores peores que los propios, no??... No existen mejores demitificaciones que esas que se sienten hasta cuando uno respira, que duelen en los ojos, en las uñas, duelen desde adentro hacia afuera...duelen...

No pude salir corriendo... no me dejé hacerlo... no sé si por culpa de mi infantilismo o en un acceso de madurez (cosa que dudo profundamente)... del infantilismo de los que me rodean y hacen que me confunda más de lo que consigo por mis propios medios...de mis esperanzas en que alguna vez alguien va a tener seguro una actitud así conmigo...tal vez por el simple hecho de que me importa más de lo que quiero que me importe...o porque me enrede yo misma sin darme mucha cuenta y cuando quise dar la primer zancada... me caí...
Mire donde mire, hay esbozos apurados de lo que sería o debiera ser...hay croquis enormes y detallados de lo que yo anhelaría que fuera...hay borradores finales de mis infinitas y entreveradas ideas de lo que es... pero nada es concreto... nada realmente junta todo y lo convierte en algo más que un intangible...tengo esa maldita predisposición a coleccionar intangibles...
Tenía la tarea de pensar lo que iba a hacer esta semana...mi "secta" me lo habia encomendado como una obligación... pero no pude pensar...no puedo pensar... porque más allá de estar en un campo minado en el que explotan todo el tiempo cosas a mi alrededor, no tuve los silencios que necesito para hacerlo...o porque los rompí por mis propios medios en un afán de postergar lo impostergable, o por que los rompieron por mi, en vaya a saberse qué afán o qué lealtad abstracta...
Ya no puedo elegir...me di cuenta que aunque quiera correr ya no puedo...aunque busque evadir no me sale bien y no tengo ganas...se me acabó el tiempo en el limbo y estoy parada en el lugar en que menos ganas tengo de estar...en el cual los pasos en falso son a un pozo que se traga mi tiempo y mis ganas sin ninguna compasión...un pozo donde no hay lugar para absolutamente ninguno de mis infantiles tiranos ni de mis incoherentes protectoras...
Ayer no quería ver como se huye cuando se despiertan los viles y los tiranos sin que a uno lo persigan...me sigue golpeando el ver como l@s otr@s huyen... lo termine viendo sin querer...como ultimamente me pasan muchas cosas...sin querer...
Sigo obsesionada con los colores... sigo sin recuperar los que perdí...sigo queriendo pintar todo lo que esta sin pintar...para ordenarlo en el caos en el que llueve sólo sobre la cabeza de algunos... para ubicar mejor lo que se supone que no tiene cabida pero yo quiero que la tenga...tal vez, como dice D.L. "somos los del monocromo (consciente para mi) los que puganmos por color"... los que estamos y nos vemos más que rotos...
los malditos...