lunes, 25 de mayo de 2009

I wanna be starting something...

Siempre me pasa lo miso...siempre...es espantoso...pero me pierdo en mis propios delirios y el tiempo se me escurre entre los dedos, me traiciona y termino en los mismos lugares comunes que se supone no debiera...
Me cuesta montones mantener la atención en algo...quizás por eso mi fracaso en cualquier proyecto o emprendimiento a largo plazo...tengo el defecto de la impaciencia...un defecto espantoso, que termina por aburrirme de todo muy pero muy rápido...
Pensé que no me iba a pasar lo mismo esta vez...que ya había crecido por lo menos en este aspecto...que ya era un tema superado para algunas cosas...me equivoqué...como suele sucederme muy a menudo, por no ser tan pesimista como para decir siempre...me equivoqué...porque no puedo mantener la atención en algo más de lo que me "sale", que suele ser siempre poco y nada cuando no estoy mal...
Si, porque si me siento mal, o alguna de las V se siente mal, ahí se emprende con todo...cualquier cosa sirve, todo es impresionantemente útil y merece cantidades enormes de atención...eso también es horrible...me hace pensar que sólo estando mal puedo "encarar" de forma coherente algo...y cómo hago para encarar estando bien?...no quiero depender de humores momentáneos o de tristezas fugaces para construirme...

Me gustaría poder empezar algo...sin perderme en el camino de ida...al menos en un pricipio...

4 comentarios:

  1. eso nos pasa a todos alguna que otra vez, pero todo es proponerse hacerlo y que lo que hagas sea algo que te guste de verdad. de ese modo nunca te aburriras o eso creo yo

    un besazo guapa

    ResponderEliminar
  2. estoy de acuerdo, sólo cuando las situaciones se ponen difíciles me dan ganas de ponerme de pie y andar con paso firme, pero eso no me pasa la mayoría de las veces, así que prefiero pensar como seo, y creer que es porque todavía no he encontrado algo que me guste de verdad

    ResponderEliminar
  3. Pero eso es la vida ¿no? Un camino equivocado, perdón, nuestro camino equivocado. El que vamos forjando. Nos equivocamos, giramos de caminos, nos colamos en los de otros, olvidamos regar las plantas y plantamos sonrisas por todos los que pasemos. Somos caminos en orden y desorden. Pero, al fin y al cabo, son nuestros caminos. Besos de fin de semana :)

    ResponderEliminar
  4. Pues señorita, es verdad eso de que uno ve y encara mejor las cosas estando mal.. cómo encarar cuando se está bien? supongo que hay motivaciones externas... pero entiendo a veces uno es masoquista sin querer... yo a veces lo soy y sin embargo trató de ser diferente para que los demas esten mejor y a la larga yo tambien estarlo...

    Un abrazo amiga, se te extraña más seguido...

    cuidate

    andrés

    ResponderEliminar