martes, 21 de abril de 2009

U

Cuánto duele una despedida?...Cuánto tiempo demora en cerrarse la herida que se genera?...Cuánto tiempo se necesita para olvidarse del que se fue?...
Y si no hay despedida?...Duele más o duele menos?...Uno se cura más rápido o más lento?...No hay despedidas porque nunca se dieron encuentros acaso?...no, no debe de ser eso...si fuera así no dolería...pasa que las pérdidas no se cuantifican en paralelo entre personas...

Hoy me acordé de VOS...eso me generó pila de desencuentros...supongo que siempre pasa eso de los sentimientos desencontrados...
Me acordé de VOS por culpa de ÉL, que tiene esa maldita capacidad para fatalizar mi realidad, de bajar mi entropía, de conseguir hacerme sentir como no quiero sentirme...con pocas palabras, con un gesto, con una gélida mirada...
Me acordé que no hubo despedida entre nosotros...de cuando me decías que no iba a haber despedidas...me acordé que me dijiste un día que no tenía que esperar nada de vos, aunque yo siempre tuve en claro que esperaba tristezas...
Me acordé de lo que compartimos y también de lo que no...de retazos de nuestras conversaciones...de los que más me dolieron, cómo VOS querías que me dolieran...de todo el alcohol que supo haber en el medio...
Me acordé de todo lo que traté de mostrarte que estaba ahí, para VOS...de todas las veces que te lo dije...de todo el empeño que puse en estar...
Me acordé del día que leí algo que me habías escrito y me puse a llorar y vos me llamaste...casi enseguida...y hablamos...y después yo seguí llorando, porque sabía que sólo habían espejismos...me acordé de todo lo que lloré en ese tiempo sin saber bien los motivos...
Me acordé de tu maldito número de teléfono...de todo lo que gastábamos en teléfono en esos días...de nuestras conversaciones completamente sin sentido a horas impensadas...de tu voz en el teléfono, que siempre me sonó infinitamente afeminada, pero que esperaba escuchar todos los días...
Me acordé de las vueltas...de las palabras de mis amigos al respecto...de mi seguridad en argumentarles que yo sabía que no íbamos para ningún lado pero que igual quería eso...
Me acordé de lo bien que me mentía para justificarme...para justificarte...para justificarnos...

Me acordé de VOS hoy...por culpa de ÉL, que es quien se supone tiene que evitarlo...pero no lo consigue...ÉL, que parece no terminar de darse cuenta que para mi, al estar en el extremo opuesto al tuyo, se parece tanto como para odiarse con el mismo fervor que lo hace para con VOS...
Me acordé de VOS...y concluí que no tuvimos una despedida porque tuvimos desde el principio infinitas despedidas...porque VOS fallaste por los dos, porque para mí eso no estaba permitido...fallaste como lo hace ÉL ahora, con la diferencia que ÉL sabe, que no puede permitirse una ida sin despedida...



Safe Creative #0904303167470

4 comentarios:

  1. Veo que estas un poco desanimada de la vida, no te agobies, pasara. Un besazo y @nimo.

    ResponderEliminar
  2. Sin querer me has dado una bofetada a mis recuerdos, haz generado recordar esas mismas preguntas que tú te formulas (aunque tú lo haces magnificamente).

    No sé si te agradezco por eso o simplemente te digo que necesito una copa de vino, no sé si intentar creer en olvidos sirva de algo, y más cuando las despedidas que no son despedidas te aplastan a medianoche y sólo tienes ganas de golpear la pared...

    Tan bueno es leerte

    saludos

    andrés

    ResponderEliminar
  3. a mí también me hace recordar a tiempos pasados, que por otro lado tampoco he olvidado, nunca se olvida a nadie, ese es el problema, las relaciones que vienen después, sólo son una comparativa con las pasadas.

    ResponderEliminar
  4. La vida es corta y preciosa es cuestion de irle buscando la vuelta, la mejor vuelta, creo que tienes las herramientas solo resta que las uses y dejes de molestarte a ti misma.
    Preciosa entrada

    ResponderEliminar